Riaza Bike

Consejos para mantener la motivación en el deporte

  • 11/09/2029

Mantener la regularidad en nuestros entrenamientos es uno de los grandes obstáculos con los que se encuentran los deportistas amateurs. Así lo revelan algunos estudios, como el realizado por los psicólogos Robert Weinberg y Daniel Gould, quienes afirmaron que el 50% de las personas que se inscriben por primera vez a alguna actividad física en un centro deportivo abandonan su propósito antes de los 6 meses.

La motivación es la clave para no sucumbir ante nuestros retos personales y, en realidad, depende de la fortaleza mental de cada individuo. Entre los motivos por los que estas personas deciden tirar la toalla antes de tiempo se encuentran la carencia de un progreso adecuado (estancamiento), unos objetivos que no están a nuestro alcance, pensar que nuestro cuerpo ya ha alcanzado sus límites o no tener necesidad de realizar esa actividad física. Este último punto es muy importante porque cuando empezamos a tener esos pensamientos (¿por qué estoy sufriendo otra vez innecesariamente subiendo estas cuestas?) entramos en la fase de desmotivación.

Debemos aprender que en el deporte existen ciertos obstáculos que aparecerán y debemos estar mentalmente preparados para salvarlos: una lesión, un pico de trabajo que nos impida completar todas las sesiones que deseamos, vacaciones familiares, etc. Por esta razón darse tiempo y no caer en la desesperación y la agonía es vital para el deportista. La palabra clave es paciencia.

Existen técnicas de motivación que cualquier persona puede utilizar para mantener esa regularidad en los entrenamientos y lograr mantenerse fiel a un deporte durante mucho tiempo. ¡Toma nota!

Registra tus progresos. Anota en un cuaderno los resultados de cada sesión y con el paso del tiempo verás que la progresión existe aunque “desde fuera” te cueste verla. Por ejemplo los kilómetros que acumulas, el tiempo que inviertes en hacerlo, la frecuencia cardíaca que llevas para un mismo esfuerzo, etc. Registra esos datos y compara según vayan pasando los meses.

Establece objetivos reales. Hay que ser conscientes de que en un periodo corto de tiempo no podemos alcanzar grandes metas. Marcarse objetivos irreales es uno de los caminos más frecuentes hacia la desmotivación. Es mejor marcarse pequeños retos a corto plazo e irlos cumpliendo que uno a largo plazo del que aún nos veamos demasiado lejano. La ambición es buena, pero dosificándola.

Diviértete y cambia tus rutinas. No hay nada peor que tomarse el deporte como una obligación. Salir con nuestra bicicleta es un momento de relax para nosotros, como lo es para un nadador ir a la piscina. No puede convertirse en una responsabilidad, sino en un momento de ocio y disfrute. Si te estancas en este aspecto, prueba a echarte un compañero de entrenamiento o apuesta por el entrenamiento cruzado (introducir otra disciplina deportiva una o dos veces por semana).

Visualiza las metas que quieres alcanzar. Ya sea acabar terminar una carrera, alcanzar cierto número de kilómetros o, simplemente, adelgazar haciendo mountain bike. Utiliza este ejercicio mental en esos días en los que la pereza y el desánimo te incitan a quedarte en casa.

▪ Ponte música. Funciona, de verdad, lo han revelado algunos estudios que aseguran que escuchar música que nos produzca placer puede aumentar nuestro rendimiento hasta un 15%. No es poco. El motivo es que la música ayuda a mantener una actitud más positiva cuando estamos al borde de la fatiga física.

Organizadores

EDYM
Ayuntamiento de la Villa de Riaza

Colaboradores

Castillo y Leon
Desfiladero
Bike Run
My Bike
Valle De Rianza